Preguntas Frecuentes

¿Tienes preguntas sobre el Tren Maya?

En esta sección podrás conocer más detalles sobre el proyecto.

Actualizado a 28 de julio del 2020

Pregunta
El Tren Maya pasa por mis terrenos, ¿me van a pagar mi tierra?

Respuesta
El 95% del trazo del tren pasa por derechos de vía ya existentes, sean vías férreas, autopistas o líneas de transmisión eléctrica. 

Anteriormente se construyeron muchas obras sin realizar los procedimientos de derechos de paso y los pagos correspondientes. El Fondo Nacional de Fomento al Turismo (FONATUR) está realizando el estudio financiero de cuánto y cuándo se va a pagar a los propietarios de tierras que sean utilizadas, subsanando los daños y deudas de estas obras pasadas. 

En aquellos casos en los que se tenga que ocupar una propiedad para la construcción de vía, se actuará conforme a la ley, garantizando el pago por la tierra que se ocupe. 

Pregunta
Mi familia está asentada junto las vías del tren, ¿qué pasará con nuestra casa? 

Respuesta
El gobierno federal es consciente de la adversidad que obligó, por diversas circunstancias, a muchas familias a asentarse sobre el derecho de vía del tren, especialmente en el estado de Campeche. Estas familias requieren ser reubicadas por su seguridad, ya que el tren alcanzará velocidades de hasta 160 km/hr, lo cual pone en peligro la actividad humana cercana.

A todas las personas que deban ser reasentadas, se les buscará alternativas de reubicación en apego a la ley, con total respeto a los derechos humanos y con la oferta de espacios adecuados para su pleno desarrollo. Se buscará mejorar su calidad de vida y se le dará certeza en la tenencia de su propiedad. Sin embargo, FONATUR NO fomentará ni tolerará aquellos que quieran sacar ventaja de estos procesos e inicien invasiones de bienes federales. 

Para el caso de San Francisco de Campeche, el Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (ONU-Hábitat) nos acompañara en todo el proceso de reubicación con asesoría técnica y atención a la comunidad.

Pregunta
¿Cómo nos dará empleo el Tren Maya?

Respuesta
Se estima que la construcción del Tren Maya generará 80,000 empleos en 2020 y una derrama de 35,000 millones de pesos. El proyecto Tren Maya logrará esto al generar fuentes de empleos directas e indirectas en ciudades y  comunidades de la región  durante sus etapas de: construcción, operación y mantenimiento. 

El impacto económico que genere traerá oportunidades de desarrollo profesional para todos, pero especialmente para las generaciones más jóvenes. Habrá trabajos para profesionistas, personas con formación técnica, que desempeñarán ciertos oficios y, así mismo, habrá oportunidades de capacitación para acceder a mejores empleos. Las y los jóvenes tendrán un mayor número de oportunidades locales de trabajo, haciendo de la migración una decisión y no una necesidad. 

Los empleos contemplados son: 

A) Etapa de construcción. Se prevé la contratación de mano de obra local para: 

-Trabajos de desyerbe
-Trabajos de ayudantes en obra
-Oficios como: albañilería y carpintería
-Conductores para traslado de personal
-Personal de intendencia y de servicios generales

B) Etapas de operación y mantenimiento. 

Se diseñarán programas de capacitación para incorporar a los miembros de la población que, cumpliendo con ciertos perfiles específicos, puedan desempeñar funciones como:

Mantenimiento de la vía, trenes e instalaciones

-Personal de operación
-Personal de estaciones
-Personal de comercios
-Conductores de tren de pasajeros

El proyecto también detonará oportunidades indirectas como resultado del crecimiento económico que genere a nivel local y regional. El Tren Maya propiciará las condiciones para el surgimiento de actividades económicas que atiendan el incremento de la demanda de productos y servicios en la península. 

También requerirá algunos materiales de consumo no especializados como alimentos para los trabajadores o herramienta menor, así como la renta de vehículos, equipos y maquinaria durante las obras.

Las vías de contratación se informarán por canales oficiales. No caigas en fraudes.

Pregunta
Alguien en mi localidad ofrece empleos en el Tren Maya por dinero ¿así son las contrataciones?

Respuesta
No. En ningún momento se solicita dinero a cambio de empleo. Estos son fraudes. Hemos detectado a grupos de personas, ajenas al Proyecto Tren Maya, que están llevando a cabo procesos de contratación falsos vía redes sociales y de manera presencial.

Por tal razón, se informa a la ciudadanía que los canales oficiales para contrataciones se anunciarán a la brevedad.

FONATUR reprueba estas acciones de abuso y oportunismo de parte de grupos que pretenden engañar a la población, sacando provecho de una necesidad muy sentida por empleo, justo en una circunstancia de gran fragilidad económica. Estas acciones pueden constituir un delito penado por ley.

Se exhorta a la población a no dejarse engañar y estar atentos únicamente a la información oficial que se difunda por parte de las autoridades y los canales oficiales del Gobierno de México.

Se han registrado casos de esta penosa situación en todos los tramos del trazo, hayan iniciado obra o no. Se cuenta con registro del abuso que llevan a cabo estos grupos y se pueden turnar a las autoridades responsables de procesos penales.

Se ha identificado que esta estafa opera con personas que portan lo que aparenta ser un uniforme oficial con logo del Tren Maya, que que dicen ser integrantes de supuestas empresas reclutadoras o grupos que representan a sindicatos.

Estos grupos se promocionan en redes sociales y solicitan a las personas interesadas diversos documentos personales, formatos de afiliación y hasta una cuota económica para “guardar su lugar”, misma que oscila desde los $300 hasta los $3,000 pesos.

El Tren Maya es un proyecto en el cual la gente del sur-sureste tiene depositada su confianza y sus esperanzas para contar con una mejor calidad de vida mediante el acceso a empleos dignos y bien pagados. Es lamentable que personas mal intencionadas busquen aprovecharse de la necesidad de empleo de las familias más vulnerables.

FONATUR invita a la población a denunciar este tipo de estafas ante la autoridad correspondiente.

Pregunta
¿Habrá estación de tren en mi localidad?

Respuesta
Al día de hoy, el proyecto ha definido 19 estaciones y 12 paraderos a lo largo del trazo del tren. La definición se realizó con base en un estudio de demanda, que toma en cuenta datos sobre posibles pasajeros y de transporte de carga. 

Alrededor de las estaciones se desarrollarán Comunidades Sustentables para gestionar el crecimiento urbano y comercial. Los paraderos también servirán para agilizar la movilidad regional de los habitantes de las zonas rurales. 

Las estaciones contempladas hasta el momento son: 

-Palenque, CHIS
-Boca del Cerro, TABS
-El Triunfo, TABS
-Escárcega, CAMP
-San Francisco de Campeche, CAMP
-Mérida, YUC
-Izamal, YUC
-Chichén Itzá, YUC
-Valladolid, YUC
-Nuevo Xcán, QROO
-Cancún, QROO
-Puerto Morelos, QROO
-Playa del Carmen, QROO
-Tulum, QROO
-Cobá, QROO
-Felipe Carrillo Puerto, QROO
-Bacalar, QROO
-Chetumal, QROO
-Xpujil, CAMP

Sin embargo, con el tiempo, conforme el tren vaya madurando y aumenten las condiciones de demanda, se podrán ir añadiendo otras estaciones. Cabe señalar que por consideraciones operacionales, estas estaciones pueden llegar a cambiar. 

Pregunta
¿Qué se va a hacer para atender las zonas alrededor de las estaciones? 

Respuesta
Alrededor de las estaciones proyectadas se construirán Comunidades Sustentables que gestionarán el crecimiento urbano y comercial alrededor de éstas. Las Comunidades Sustentables son la zona ubicada alrededor de las estaciones del Tren Maya, en donde se busca integrar los servicios y equipamientos carentes o demandados por las comunidades y con esto reducir paulatinamente el rezago local y regional existente. 

En estas zonas se intervendrá atendiendo y respetando la cultura local, y las necesidades y requerimientos de cada localidad. Contarán con infraestructura de salud y educación, vivienda, áreas comerciales y de servicios, espacios públicos y áreas verdes.  

Las Comunidades Sustentables no son ciudades nuevas, son un reordenamiento urbano que responderá a las regulaciones locales para atender los rezagos de infraestructura de servicios y transporte para mejorar la conectividad y movilidad de la población local. 

Pregunta
Ya hay estación del tren en mi localidad ¿se va a recuperar?

Respuesta
Algunas de las 38 estaciones existentes del Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec (FIT) en el tramo Palenque-Valladolid serán rehabilitadas, remodeladas y/o restauradas para constituir Centros Integradores de Desarrollo, los cuales comprenderán los siguientes espacios y servicios:

-Banco de Bienestar
-Clínica del Instituto de Salud para el Bienestar
-Locales comerciales y tiendas para venta de productos locales
-Seguridad Alimentaria Mexicana
-Aulas de capacitación
-Casas de cultura
-Talleres de oficios y artes
-Comunicación por red inalámbrica
-Usos y eventos múltiples

El rescate de estos edificios y su entorno regenera un espacio público y dotará a la población de servicios básicos. Asimismo, estas acciones permitirán el rescate del patrimonio histórico ferrocarrilero para fomentar la identidad local.

Pregunta
¿Me alcanzará para viajar en el tren? 

Respuesta
El Tren Maya es un proyecto social, pensado para beneficiar a los pueblos y comunidades de los cinco estados por los que pasa. Se busca que sea un medio de transporte de uso generalizado que conecte los centros urbanos y las zonas rurales de la región. 

Aún no se cuenta con tarifas definidas, pero se garantiza tener precios diferenciados para turistas, nacionales y extranjeros, y precio preferencial para la población local. 

Para el transporte local, el precio será competitivo con los transportes y servicios locales y regionales actuales. 

Pregunta
¿Cómo vamos a cruzar las vías del tren?

Respuesta
Las poblaciones urbanas y rurales seguirán conectadas a través de la construcción y operación de pasos peatonales y vehiculares. Estos podrán ser a nivel de calle, pasos inferiores y superiores que servirán para el traslado de personas, vehículos, ganado e incluso para el movimiento de fauna silvestre, dependiendo de su ubicación. En algunas secciones se considerará confinar las vías para evitar accidentes a transeúntes. 

En el caso de las zonas rurales, se está considerando la construcción de un paso vehicular y uno peatonal en promedio cada 4 km, unidos por caminos de servicio.

Pregunta
Mi comunidad tiene una flora y fauna privilegiada, ¿cómo se van a proteger? 

Respuesta
El proyecto trabaja de la mano con más de 100 especialistas y académicos en manejo ecológico de proyectos de infraestructura y con el apoyo de universidades y centros de investigación de la región, así como con dependencias del Gobierno de México como la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT). 

Se inició una etapa de investigación, diagnóstico y pronóstico de los ecosistemas locales para determinar las mejores medidas de mitigación para la protección de la flora y fauna de la región. Entre estas medidas se contempla la construcción de pasos de fauna para evitar la fragmentación del ecosistema y la reintegración de las especies locales a su hábitat. La propuesta es realizar pasos subterráneos o elevados acondicionados con vegetación y otros elementos que garanticen su uso, dependiendo la zona y la fauna a preservar.  Además, se mantendrá un monitoreo constante de las mismas. 

Pregunta
¿Cuántos pasos de fauna habrá y dónde estarán ubicados?

Respuesta
Se determinará la cantidad y ubicación de los pasos de fauna en la ruta del Tren Maya con base en las investigaciones del equipo de expertos consultado por Fonatur. A este equipo lo componen científicos mexicanos respaldados por años de labor académica y de campo. Actualmente, los investigadores encabezan sendos equipos de investigación de campo, dedicado a diseñar los diferentes tipos de pasos de fauna, así como definir la ubicación física de dichos pasos de fauna.

Esto estudios no se hicieron antes porque el proyecto ejecutivo de la ruta del tren debía concluirse antes para someterse a la revisión ambiental de los expertos.

El departamento de ingeniería de FONATUR propone un trazo, al que el equipo ambiental propone modificaciones. Ingeniería rehace el trazo, se vuelve a analizar ambientalmente, y así sucesivamente hasta que se llega al proyecto definitivo.

Este proyecto ejecutivo ya finalizado, incluidos pasos de fauna y muchas otras medidas de mitigación, integrarán la Manifestación de Impacto Ambiental que es sometida a la revisión de las autoridades ambientales pertinentes. Este procedimiento ambiental, en virtud de la Ley de Transparencia, es público y la autorización ambiental no puede darse sin consulta pública.

Para los primeros tres tramos del tren se tienen contemplados 40 pasos de fauna.

Pregunta
¿Cuál será la seguridad del tren?

Respuesta
El tren estará en línea con los estándares internacionales en seguridad ferroviaria. El sistema de seguridad del Tren Maya incluye una serie de sistemas de detección de eventos que puedan impactar en la operación y mantenimiento de la línea. Estos sistemas estarán comunicados con el Centro de Mando y Control en donde se adoptarán las medidas necesarias de protección alineadas con estándares de empresas de clase mundial. Los principales son los siguientes:

-Detector de Cajas Calientes y Frenos Pegados
-Detector de Caída de Objetos 
-Detector de Objetos Arrastrados y Ejes Descarrilados
-Detector de Exceso de Gálibo
-Detector de Rotura de Carril

Pregunta
¿Cómo se incluye el sentir y las voces de mi comunidad?

Respuesta
El proyecto está respaldado por un proceso de diálogo permanente con las comunidades que se encuentran en su área de influencia. 

Entre noviembre y diciembre de 2019, se llevó a cabo el proceso de Consulta Indígena en los 5 estados por donde pasará la ruta del Tren Maya. Este ejercicio de diálogo y consentimiento se realizó de forma libre, previa, informada y culturalmente adecuada, con los líderes y autoridades representativas de las localidades y comunidades pertenecientes a los pueblos indígenas presentes en los 112 municipios de influencia social del tren, los cuales fueron agrupados en 15 micro regiones indígenas, acorde a criterios metodológicos del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI). 

Se llevaron a cabo 30 asambleas (15 informativas y 15 consultivas) Participaron 10,305 personas pertenecientes a 1,078 localidades indígenas Los principales grupos étnicos presentes fueron: Maya, Ch’ol, Tseltal y Tsotsil. La consulta dio pauta a un proceso de diálogo permanente, frontal, transparente y circular con las comunidades indígenas, al cual se le da continuidad a través de la fase de seguimiento de acuerdos. 

En este proceso participan casi 30 dependencias que conforman un Comité Técnico Interinstitucional, el cual garantiza la atención puntual, y de manera integral a las inquietudes, acuerdos y compromisos establecidos con las comunidades en el proceso de consulta. Este proceso representa la base de un nuevo paradigma en la construcción de proyectos de infraestructura, ya que, por primera vez, el gobierno se acerca a las comunidades con el ánimo de construir, entre todos y a través del diálogo, una iniciativa de desarrollo regional que pone a la gente en el centro de las decisiones.

Pregunta
¿Cuál será el impacto social del proyecto?

Respuesta
Una obra de gran magnitud como lo es el Tren Maya trae consigo grandes beneficios. Pero como en todo gran proyecto es importante atender a las voces que tienen una visión diferente sobre lo que es y cómo se desarrollará el proyecto.

El proceso de identificación de impactos abona en gran medida a la toma de acciones necesarias para garantizar el respeto de los derechos humanos de las comunidades asociadas y plantear eventuales medidas de mitigación.

De manera paralela y con el fin de reforzar las acciones asociadas al Tren Maya dirigidas a mujeres, jóvenes e indígenas, en el Comité Técnico Interinstitucional de seguimiento del proceso de consulta, se cuenta con la participación de instancias especializadas como el Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES), la Secretaría del Bienestar y el INPI. El Comité es el mecanismo por el cual FONATUR coordina la atención a las peticiones y acuerdos que se establecieron en el proceso de consulta. Esta coordinación asegura incorporar la visión integral y regional de las comunidades indígenas en la atención a la problemática de la península.

Pregunta
Leí un “estudio” sobre el Tren Maya ¿debo creerle?

Respuesta
Muchos “estudios” relacionados al Tren Maya han sido publicados por personas que podrían parecer autoridades académicas. Sin embargo, hemos encontrado que la gran mayoría de estos textos se basan en prejuicios, suposiciones y opiniones infundadas de los autores, pues en casi todos los casos no han usado información oficial del proyecto.

Antes de compartir o promover dichos “estudios”, revisa quién los escribió, si tienen preparación en el tema ferroviario, y si están basados en información verídica solicitada a Fonatur. Además, los textos deberían pasar por la verificación de datos con ambas partes, situación que no sucede cotidianamente.

Fonatur está en la disposición de auxiliar a quienes busquen crear información verídica relacionada al proyecto, siempre que así lo soliciten.

Pregunta
¿Cómo van los tiempos de obras?

Respuesta
Las licitaciones del proyecto se hacen con estricto apego a la ley y acompañadas en procesos de evaluación paralelos por la UNOPS.

Actualmente se han licitado los primeros 5 tramos del Tren Maya: Palenque-Escárcega, Escárcega-Calkiní, Calkiní-Izamal, Izamal-Cancún y Cancún-Tulum.

Estos tramos corresponden a los tramos donde actualmente ya existe vía de ferrocarril o a autopistas.

Las licitaciones son concursos internacionales que incluyen la elaboración del proyecto ejecutivo, el suministro de materiales (con excepción del riel), la construcción de la plataforma y vía.

Fonatur tiene el firme compromiso de que no se construirá ninguna obra hasta que se cuente con los permisos, licencias, autorizaciones y demás documentos legales que emita la Federación, los Estados y/o Municipios.

Los consorcios ganadores han sido:
-Mota-Engil México SAPI de C.V. en convenio con China Communications Construction Company LTD, Grupo Cosh S.A. de C.,V Eyasa y Gavil Ingeniería S.A.
-Operadora CICSA S.A. de C.V. en convenio de asociación con FCC Construcción S.A.
-Construcciones Urales, en asociación con GAMI Ingeniería e Instalaciones y AZVI.
-Grupo Ingenieros Civiles Asociados (ICA)

Por ley, al ya operar la autopista 180D, ICA tiene la oportunidad de realizar esta obra por adjudicación directa.
Las bases y resultados han estado siempre disponibles al público a través de Compranet.
Además, Fonatur trabaja con la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción para integrar plenamente a las empresas de la región como proveedores y subcontratistas. Así, los beneficios se reparten entre todos.

Pregunta
¿El patrimonio histórico y cultural de mi comunidad está en riesgo?

Respuesta
No. FONATUR trabaja con los gobiernos estatales, municipales y con dependencias como el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (INALI), Secretaría de Cultura (SECULTURA), Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y sobre todo de la mano de comunidades en la salvaguarda integral del patrimonio cultural que se localiza en la ruta del proyecto Tren Maya. Esto incluye:

-Patrimonio cultural y natural
-Zonas y Sitios Arqueológicos
-Monumentos históricos
-Centros históricos 
-Áreas de reserva ecológica
-Áreas Naturales Protegidas
-Reservas de la Biosfera
-Sitios de Patrimonio Mundial

El turismo aporta beneficios económicos y sociales, pero es importante que su manejo sea adecuado y dirigido a la protección y conservación de los bienes naturales y culturales, garantizando el bienestar de las comunidades. Es responsabilidad de todos seguir cuidando de nuestro patrimonio para las generaciones futuras. 

Pregunta
¿Qué acciones se tomarán para atender la emergencia sanitaria del Covid-19?

Respuesta
Puedes consultar toda la información sobre covid-19 aquí.

Pregunta
¿Cómo se mide el impacto ambiental que tendrá el Tren Maya?

Respuesta
Los impactos ambientales de una obra sólo pueden pronosticarse a través cálculos. El instrumento formal para este análisis teórico es un estudio ambiental que en México se llama Manifestación de Impacto Ambiental (MIA), responsabilidad de la Secretaría del Medio Ambiente y los Recursos Naturales (SEMARNAT). Se trata de un instrumento técnico, legalmente establecido, cuya función es reunir toda la información legal, técnica, financiera y ambiental que permita determinar la viabilidad ecológica de un proyecto de infraestructura.

Pregunta
¿El Tren Maya empezó a construirse sin autorizaciones ambientales?

Respuesta
Es falso que el Tren Maya se haya empezado a construir sin autorizaciones ambientales. Ésta es una narrativa que los opositores del proyecto han promovido para confundir a los ciudadanos y desprestigiar una obra que ha cumplido en tiempo y forma con todos los requerimientos de la ley.

En la Fase I del proyecto (los tramos 1, 2 y 3 que van de Palenque a Valladolid), hay que distinguir entre dos tipos de obra: el primero consiste en la rehabilitación de la vía férrea existente; el segundo, en modificaciones al trazado original. Para estos dos tipos de obra se han requerido dos tipos de permisos ambientales.

Para las obras de rehabilitación de vías férreas existentes, FONATUR tuvo que solicitar una exención a SEMARNAT. La exención es un permiso que SEMARNAT otorga para trabajar obras de infraestructura en lugares que, por impactos ambientales previos, no se ven amenazados por la intervención humana. Tal es el caso de la vía que ya existe en los tramos 1, 2 y 3 del Tren Maya, que, por tratarse de una vía de comunicación, recibe constante intervención humana (por ejemplo, la limpieza). Las obras del Tren Maya que se han llevado a cabo en los últimos meses pertenecen mayoritariamente a esta categoría.

Las modificaciones al trazado original son más complejas, pues requieren estudios ambientales exhaustivos que midan el posible impacto ambiental de las obras nuevas. Estos estudios se han realizado desde junio del 2019 y se integraron en una carpeta presentada a SEMARNAT el 16 de junio de 2020. Esta carpeta es la Manifestación de Impacto Ambiental que requiere la ley. Ninguna obra correspondiente a modificaciones del trazado original se ha llevado a cabo hasta la fecha porque sería ilegal.

Las Manifestaciones de Impacto Ambiental de la Fase II (es decir, los tramos 4, 5, 6 y 7 que van de Valladolid a Escárcega), están en proceso de elaboración.

Pregunta
¿Cuándo se presentarán los estudios ambientales a las autoridades?

Respuesta
Los estudios ambientales —que, además de las Manifestaciones de Impacto Ambiental, incluyen estudios forestales, de fauna y su movilidad, estudios de ubicación y construcción de pasos de fauna, estudios geológicos, entre otros— se han realizado desde mediados de 2019.

Puedes consultarlos en www.trenmaya.gob.mx/estudios-ambientales/

Pregunta
¿Qué garantiza que sólo ocurra el impacto ambiental previsto y no uno mayor?

Respuesta
Las obras del Tren Maya sólo pueden llevarse a cabo si se presentan los estudios ambientales requeridos por las autoridades vinculadas a nivel federal, estatal y municipal, y éstas dan su autorización. Las autorizaciones, además, estarán condicionadas al cumplimiento de un complejo paquete de requisitos que FONATUR y los concesionarios de obra estarán legalmente obligados a cumplir.

Estos dos requerimientos, por sí solos, ya garantizan certeza en los pronósticos de impacto ambiental del proyecto —pues se sustentan en las leyes y en estudios técnicos-científicos realizados por expertos en las áreas correspondientes.

Pero esto no implica que la supervisión ambiental se interrumpa al presentarse los estudios iniciales. El carácter mismo de las autorizaciones ambientales exige que éstas se revisen continuamente, toda vez que permiten intervención sobre procesos dinámicos de la naturaleza.

En lo que respecta a los concesionarios de obra, la autorización ambiental que tienen para realizar las obras del tren estará sujeta a una estricta vigilancia. Sólo si cumplen con las acciones de prevención, mitigación y compensación estipuladas por la ley y por el promotor del proyecto, podrán mantener la autorización.

Finalmente, cabe subrayar que esta autorización y su programa de acciones de mitigación se harán públicos. De esta manera, cualquier ciudadano podrá revisar en cualquier momento si dichas condiciones se están cumpliendo o no —y, en su caso, demandar su cumplimiento.

Pregunta
¿El Tren Maya fragmentará los corredores biológicos de la Península de Yucatán?

Respuesta
No. Desde su concepción, el Tren Maya ha tenido en mente el respeto por los corredores biológicos de la Península. En ese sentido, se empezó por identificar los tipos de corredores, los potenciales impactos que el tren podría tener sobre ellos y las medidas que debían tomarse para protegerlos.
Se identificaron tres tipos fundamentales de corredores biológicos (intercosteros, internos y El Corredor Mesoamericano), cada uno con sus propias características y retos.

Corredores intercosteros
Los corredores intercosteros están constituidos por grandes movimientos de fauna a lo largo de las costas de la Península de Yucatán, esencialmente migraciones locales de colonias del flamenco rosado yucateco (Phoenicopterus ruber). Este tipo de movimientos no se verán afectados por el Tren Maya, ya que su tránsito será paralelo a la costa y estará a una distancia promedio de 50 kilómetros.

Corredores internos
Los corredores internos son los movimientos locales de fauna que ocurren dentro del macizo de vegetación que ocupa el centro de la Península de Yucatán, una superficie de alrededor de 40,000 kilómetros cuadrados que no será cruzada por el tren.

El Corredor Mesoamericano
El Corredor Mesoamericano es el tránsito faunístico desde Centroamérica hacia la Península de Yucatán, y viceversa. Se trata del único corredor biológico que atravesará la ruta del Tren Maya y para el cual deben tomarse medidas de prevención, mitigación y compensación del impacto ambiental.
Antes de considerar los impactos que sobre este corredor pueda tener el Tren Maya, debe notarse que en El Corredor Mesoamericano ya existen severas afectaciones por la negligente intervención de administraciones pasadas.
El caso más grave es el de la carretera federal 186 (Escárcega-Chetumal), cuya construcción y ampliación —ésta última, llevada a cabo durante el sexenio 2000-2006 — no hizo nada por evitar la fragmentación de la selva y sus corredores. Este daño no sólo era evitable sino que, además, era ilegal, ya que la normatividad ambiental ya estaba vigente en el momento de su construcción.

El Tren Maya, en contraste, tomará todas las medidas para evitar un impacto negativo sobre la fauna local, además de colaborar en la reversión de los daños provocados por las obras de infraestructura del pasado.
Entre las estrategias que permitirán el mantenimiento de los movimientos de fauna silvestre, pueden contarse las barreras a lo largo de toda la vía y los pasos de fauna. El funcionamiento de éstas es sencillo: las barreras impiden que los animales crucen por las vías del tren y redirigen su tránsito hacia los pasos de fauna, por los pueden cruzar con seguridad.
Entre los pasos de fauna pueden contarse túneles bajos para especies de menor tamaño, puentes colgantes para monos y otras especies arborícolas, y diferentes tipos de pasos de fauna mayor, verdaderos pasos a desnivel (incluso forestados) para venados, jaguares y otras especies.
Estas estrategias tendrán que ser aplicadas por FONATUR en cumplimiento con la normatividad ambiental vigente.

Pregunta
¿Se desmontarán 11 mil árboles de la selva maya?

Respuesta
NO. Para llevar a cabo el proyecto Tren Maya de los tramos Palenque-Izamal, se requiere de una superficie de 606.04 hectáreas de vegetación secundaria, producto del deterioro de la vegetación primaria como resultado de actividades antropogénicas (ver LGDFS), desde la creación de la vía ferroviaria existente.

De conformidad con los estudios de evaluación de impacto ambiental será necesario remover 11 mil 094 individuos de vegetación: 6 mil 637 de vegetación secundaria, 2 mil 691 de vegetación secundaria arbustiva; mil 700 de vegetación secundaria herbácea y 66 son epífitas.

El total de especies arbóreas a remover representa un total de 11 árboles por hectárea del total de área a remover, los cuales se rescatarán y reubicarán de acuerdo con programa presentando en la MIA-R (ver cap. VI). Se removerán por hectárea 5 arbustos, 3 herbáceas, 0.1 epífitas y 0.1 individuos de la Norma

Pregunta
¿El Tren Maya requerirá cambio de uso de suelo de la selva maya en su primera fase?

Respuesta
NO. Se trata del 24% de la superficie total del trazo, no de la selva maya. El 24% corresponde a vegetación secundaria. Además, el impacto se compensará reforestando casi el doble de la vegetación afectada.

Pregunta
¿El Tren Maya contempla únicamente el uso de locomotoras de diésel?

Respuesta
NO. El proyecto Tren Maya contempla el uso de locomotoras diésel-eléctricas, como lo marca el estándar internacional para trenes modernos y como ocurre en líneas férreas de Estados Unidos, Canadá, Europa y Asia.

Entre las ventajas de este tipo de locomotoras están: eficiencia energética, protección al medio ambiente y reducción de costos. Además, su fácil operación y mantenimiento mejoran la eficiencia del servicio y la confianza en el mismo.

Una locomotora y un sistema diésel-eléctrico podrá ser convertido a un modelo de hidrógeno, cuando la tecnología se desarrolle a su potencial. Un sistema puramente eléctrico, podría tener menores costos a largo plazo, pero no podría realizar este proceso. 

Pregunta
¿Dónde puedo consultar los contratos y acuerdos del Tren Maya?

Respuesta
Este es un esfuerzo transparente. En el Tren Maya no hay nada que ocultar. Puedes consultar las instrucciones para acceder a la Plataforma Nacional de Transparencia en https://www.trenmaya.gob.mx/transparencia/